Los beneficios del lavado manual de vajilla

Decidir entre lavar a mano los menajes de cocina o utilizar una máquina lavavajillas puede ser complicado. Te contamos las ventajas de hacerlo manual

Lavar a mano la vajilla es una rutina que se conserva en muchos hogares todavía. Si bien es
cierto que la máquina lavavajillas ha conquistado a bastantes casas por su comodidad, en el
artículo de hoy te damos varias razones para pasarte al lavado manual y reducir en costes
económicos y medioambientales. 
 
Está demostrado que el lavado manual tiene beneficios para la salud, ya que estimula el
cerebro y produce un estado de relajación. Además, con esta práctica ahorrarás en pastillas de
limpieza, abrillantadores y otros productos que el lavavajillas requiere para su correcto uso.
Con el lavado manual solo necesitarás una esponja para retirar la suciedad y un detergente de
buena calidad, como el Lavavajillas Distergen Super Anti-grasa Fórmula Original (limón) o
el Lavavajillas Distergen Ultra (limón).

Para ahorrar con el lavado manual, te recomendamos un primer enguajado con agua de los
platos, vasos y otros utensilios para retirar los restos más grandes. A continuación, y mientras
el grifo permanece cerrado, frota y limpia con Distergen todos los menajes de cocina hasta
que estén libres de suciedad. Por último, aclara con agua tibia y deja que la vajilla se seque.